Titulo-Nuetros-Valores

  • CREEMOS QUE NUESTRO MINISTERIO LE PERTENECE A DIOS.
    Dependemos de Dios para nuestro éxito en el ministerio y nos sometemos a su voluntad.
    ¡Trabajamos como si todo dependiera de nosotros y oramos sabiendo que todo depende de Dios!

  • CREEMOS QUE LA INTEGRIDAD ES DEMASIADA IMPORTANTE PARA SUBESTIMARLA.
    Seremos honestos en las estadísticas que informamos, las historias que contamos, y la impresión que dejamos con nuestros socios.
    Cada empleado tiene la libertad y la responsabilidad de asegurarse de que esto ocurra.

  • CREEMOS EN RENDIRLE CUENTAS A DIOS Y AL HOMBRE.
    Dios nos ha llamado a ser buenos mayordomos de sus recursos, a ser eficientes y efectivos en todo lo que hagamos. Invitamos a que se nos examine en el cumplimiento de este llamado, proveyendo informes financieros y ministeriales apropiados.

  • CREEMOS QUE MÁS QUE NADA, EL MUNDO NECESITA LA PALABRA DE DIOS.
    Porque el pecado es la raíz de todos los problemas de la humanidad, es esta necesidad la que se debe tratar antes de las demás. Un cambio permanente y verdadero debe venir del interior del hombre y sólo la Palabra de Dios hace esto posible.

  • CREEMOS EN VALORAR A NUESTROS SOCIOS MINISTERIALES.
    Valoramos a nuestros donantes, por medio de informes, involucrándoles en el ministerio y poniéndonos a su disposición. Valoramos a los que reciben nuestro ministerio por medio de la adaptación de los materiales y los métodos de acuerdo a sus necesidades.

  • CREEMOS QUE TODOS NUESTROS EMPLEADOS DEBEN SER VALORADOS, RESPETADOS, Y ALENTADOS A CRECER PERSONALMENTE Y EN SU INICIATIVA.
    Pedimos que todos nuestros empleados crean en Cristo y estén comprometidos con el ministerio de Liga Bíblica. Proveemos a cada empleado el entrenamiento necesario y las herramientas apropiadas para cumplir con el trabajo.
    También trabajamos para establecer un ambiente de aliento, desarrollo y servicio mutuo.

  • CREEMOS QUE LA INNOVACIÓN Y LA ADAPTABILIDAD SON NECESARIAS PARA SER EFICIENTES Y EFECTIVOS.
    Somos abiertos al cambio en el ministerio, y alentamos nuevas ideas que nos ayudarán a cumplir eficientemente y efectivamente nuestra misión.